BlogCulturaEducaciónTecnología

#NaukasValladolid: divulgación, ciencia y humor para todos los públicos

El pasado 30 de septiembre asistimos a la “representación” Naukas en el Teatro Calderón de Valladolid, y lo denomino así adrede, porque tuvo lugar en nuestro magnífico teatro y también porque así me sentí presenciando un espectáculo acerca de lo que la ciencia nos depara ya para el futuro, que es un presente muy cercano. Fue una experiencia magnífica la de comprobar cómo los divulgadores de la comunidad Naukas llenaron el teatro, un sábado precioso de otoño, con personas de muy variadas edades, la mayoría de ciencias -creo que éramos cuatro los de letras- y cómo entre avances científicos e ironías, nos ponían al día del futuro de las más diversas áreas. Me reí aprendiendo de astrobiología, agricultura vertical, la divulgación del futuro y otras cuestiones que parecían de ciencia ficción. Consulta el programa de Naukas Valladolid aquí.

Es de agradecer el proyecto Naukas, la mayor plataforma online de divulgación científica en español, en la que colaboran más de cien expertos de muy diversas ciencias. Echando un vistazo a los colaboradores, no he podido evitar el recuento que me caracteriza cuando veo una lista… 90 hombres, 24 mujeres. Esa es la proporción (uno arriba o abajo), es decir un 21% de presencia femenina, que se corresponde con la proporción de catedráticas y profesoras de investigación en España.  

Desde el año 2016 se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el día 11 de febrero, y aunque los “Días de…” me rechinan un poco, unos más que otros es cierto, pero creo que en este caso, la conmemoración sí que puede y debe servir para promover la vocación científica de las niñas y adolescentes. Que las niñas quieran estudiar carreras de ciencias, que quieran vivir de la ciencia como se plantean vivir del derecho o la enseñanza de inglés, que sueñen con ser de mayores, científicas en proyectos de investigación, serían logros de justicia para la sociedad del futuro, una sociedad  que va a necesitar más programadores informáticos, matemáticos, neurocientíficos… que economistas y abogados. Sería de justicia con las mujeres científicas del pasado y del presente que permanecen desconocidas, y sería un paso definitivo para acabar con los estereotipos de una ciencia protagonizada por el cerebro masculino. Que no lo van a tener fácil será una realidad, pero al menos que sea la misma realidad que la de sus compañeros masculinos de generación.

No quiero terminar esta reflexión sin dedicar mi último pensamiento hoy a Laura, una joven a quien conozco desde preadolescente, la misma que tras estudiar Óptica, se empeñó en estudiar Física, su pasión, y contra viento y marea, compatibilizó la carrera con el trabajo en una óptica los veranos y sábados…y terminó la carrera este año 2017.  Eso necesitamos, más “Lauras”, más chicas que miren al futuro y lo imaginen con bata blanca de laboratorio.

Si te interesa este tema, suscríbete a la nueva Comunidad de Eduskopia para conocer más información sobre proyectos de divulgación científica y tecnológica.

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close