BlogComunidad MillennialLatinoaméricaNoticias

Millennials, la llave del futuro

Millennials, la llave del futuro

Lo recuerdo bien… fue el pasado mes de diciembre de 2017 en una de las muchas conversaciones que tenemos en Eduskopia, cuando -café en mano- hice una pregunta en voz alta a María Eugenia: ¿a quién consideras tú gente joven? Inmediatamente después se originó un debate al que se sumaron más preguntas y reflexiones, simplemente por mencionar algunas: ¿la juventud es cuestión de edad o de actitud? ¿qué papel tenemos los jóvenes en la sociedad? ¿qué estamos haciendo para crecer personal y profesionalmente? ¿cómo convivimos con el resto de generaciones?

Tras ver que el tema daba para mucho, nos metimos a fondo con ello durante semanas y empezamos a atar cabos teniendo en cuenta el trabajo de formación y divulgación que habíamos desarrollado hasta entonces en Eduskopia. Nuestra fuerte vinculación con el emprendimiento social y la constatación de la realidad y las necesidades de una generación muy diversa que es considerada como “la mejor preparada de la Historia”, hicieron que decidiésemos poner el foco en los millennials y ofrecer todos nuestros recursos -y más- para ayudarles a responder a estas preguntas, y a muchas otras.

 Contexto

La denominación Millennial es un término anglosajón utilizado para nombrar a la generación nacida entre 1982 y 1995 más o menos (a Justin Bieber, concretamente, preferimos incluirle en la generación siguiente). También conocida como la “Generación Y”. Se habla y debate mucho en los medios de comunicación sobre cómo lidiar y relacionarse con ellos pero donde más se utiliza es en marketing a la hora de categorizar un público objetivo, es decir un segmento concreto para vender un producto. Fueron Neil Howe y William Strauss, en un libro publicado en el año 2000 con el título Millennials Rising: The Next Great Generation, los que acuñaron este concepto que enseguida veremos en detalle.

Supongo que te preguntarás qué otros nombres se dan al resto de generaciones. Antes de comentarlo, es conveniente poner de manifiesto que posiblemente no haya fechas exactas, son aproximaciones que nos sirven para ubicarnos, nada más. Incluso muchos autores dan nombres diferentes a los que vamos a ver a continuación; otros aseguran que, en la actualidad, dadas las circunstancias hablamos de comportamientos más que de generaciones. Este no es el momento para detenernos en todo ello pero al menos podrás hacerte una idea:

(Aún no hemos encontrado una nomenclatura convincente): 1898 – 1924

Generación silenciosa: 1925 – 1945

Baby boomers: 1946 – 1964

Generación X: 1965 – 1978 incluso hay un subgrupo que son los Xennials 1978 – 1982

Millennials o generación Y: 1982 – 1995

Nativos digitales o generación Z: 1996 – 2019

Generación Alpha: 2020 – …

Poco a poco iremos entrando en materia por lo que es fundamental contextualizar un poco cómo es nuestra situación. Hay visiones muy diferentes sobre este tema y en Eduskopia, en este espacio, vamos a aportar la nuestra. Esperamos que te resulte interesante y útil. Para empezar, hay una primera regla autoimpuesta y es que, si bien hablaremos de una generación por edad, procuraremos no incurrir ni en tópicos ni en estereotipos pues difícilmente se ajustarían a las distintas realidades de los jóvenes. Y, además, somos muy conscientes de que tenemos lectores de distintos países del mundo.

Portada de la revista Time

La segunda regla es que trataremos de aglutinar todas las particularidades que podamos encontrar puesto que, como reflexiona José María Álvarez Monzoncillo, catedrático y vicerrector de la Universidad Rey Juan Carlos y coautor del libro Millennials, la generación emprendedora, “no todo el colectivo se ajusta a un patrón. Esto se debe fundamentalmente a cuestiones culturales, políticas y socioeconómicas de los distintos países: Los millennials del continente asiático a priori van a vivir mejor que sus padres. Los de Europa van a vivir peor. Y en EEUU un millennial de Minnesota no tiene nada que ver con uno de San Francisco”.

 

Pero sí podemos reconocer que los millennials vamos a la cabeza en el uso y consumo de nuevas formas de comunicación, de relación y de consumo que han producido importantes cambios en casi todas las industrias e incluso han transformado por completo nuestros estilos de vida: antes que recurrir a los hoteles, buscamos alojarnos en la red de casas por todo el mundo de AirBNB. Cada vez acudimos menos a las tiendas físicas y compramos online con Amazon. Alternamos el transporte en bus o tren con el servicio de coches compartidos con Blablacar. Dejamos de comprar CDs de música por escuchar toda la música del mundo en Spotify. Cambiamos la parrilla de televisión por la “barra libre” de contenidos en YouTube. Sustituimos la gran pantalla de cine para instalarnos con Netflix en el sofá de casa. Y un largo etcétera de posibilidades y novedades en todos los sectores que son “ley de vida” y que no han hecho nada más que comenzar.

Nuestra visión de los millennials

**¿Por qué lo etiquetamos todo?

Para nosotros, el principal indicativo es que da nombre a una generación. Las palabras, los nombres, las etiquetas, nos permiten dar contexto y significado a las cosas para comprenderlas mejor. Y nuestra sociedad aún tiene que asimilar muchas cosas nuevas. Otra cosa es que dicho significado sea malinterpretado, que es lo que sucede en bastantes ocasiones, como estamos viendo. Esto nos lleva a la siguiente pregunta…

**¿Todos los millennials somos iguales?

No somos iguales ni por asomo, es más, esta generación se caracteriza por la diversidad y por la globalidad. Hay demasiados estereotipos peyorativos que conviene olvidar cuanto antes y que muchos son producto de lo que se conoce como “juvenoia”, “un miedo exagerado e irracional hacia la influencia de los cambios sociales en la juventud”.

Si nos paramos a pensar en los millennials en España… en un vistazo podemos encontrar a aquellos que emigraron empujados por la crisis, los que dejaron los estudios alentados por el boom de la construcción o simplemente por abandono escolar temprano (hasta un 30%), los que no han parado de estudiar y aún no han empezado a trabajar debido a la escasez de oportunidades, los autónomos por necesidad, los emprendedores por vocación, los opositores (que van camino de ser legión), etc. En cualquier caso, ¿tú crees que son ciertos los estereotipos que nos encasillan? ¿Y qué se dice de todo esto en tu región o país? Seguro que encontramos similitudes y diferencias interesantes.

La llave del futuro

En Eduskopia estamos convencidos de que nuestra generación es la llave del futuro y los jóvenes tenemos un gran desafío que afrontar como es liderar el progreso de la sociedad y, al mismo tiempo, unas necesidades muy grandes de formación y apoyo para llevarlo a cabo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el año 2020 constituiremos el 50% de la fuerza laboral y pronto deberíamos ocupar los puestos de dirección, formar familias y guiar al resto de la sociedad hacia un mundo mejor. Pero hay demasiadas puertas cerradas…

Hay demasiadas puertas cerradas y nos cuesta encontrar nuestro sitio en un mundo dominado aún por los baby boomers quienes en muchos casos no confían ni delegan responsabilidades en nosotros. La brecha generacional acarrea continuos y graves trastornos en la esfera profesional que vienen derivados de problemas de entendimiento y de comunicación.

Todos tenemos que aprender a vivir y a convivir mejor. Tenemos una gran necesidad de ese entendimiento e intercambio generacional.

Vivimos en una constante revolución tecnológica pero no la lideramos y, en muchos casos, somos ajenos a ella. Competimos en un mundo global y conectado pero no estamos del todo preparados para sobresalir. Inmersos en la batalla por el talento, esperamos ansiosos que nos resuelvan la paradoja de que “los empleos del futuro aún no existen”. Mientras tanto, la disrupción sigue su curso y los gurús del emprendimiento y los intereses del marketing presionan al personal vaticinando un tsunami tecnológico que muchos ni se imaginan: realidad virtual (VR), inteligencia artificial (AI), Internet de las Cosas, robótica, blockchain, e-sports, programación, etc.

Sólo en España somos más de 8 millones de jóvenes millennials, aproximadamente. Jóvenes que tendremos que ser polímatas a la fuerza, o lo que es lo mismo, poseer conocimientos de diversas disciplinas para ser capaces de comprender las cosas en su contexto y adquirir el suficiente grado de especialización para desempeñar una tarea compleja en condiciones óptimas. Jóvenes que deberemos incorporar -ipso facto- y desarrollar “habilidades blandas” (soft skills) para destacar. Jóvenes que ya estamos obligados a “reciclarnos” profesionalmente (aunque algunos hayan terminado de estudiar hace relativamente poco). Jóvenes que deberemos adaptarnos para convivir con otras generaciones, en cualquier caso condenadas a entenderse para la buena marcha del asunto. No cabe duda de que los millennials somos diferentes entre nosotros pero la inmensa mayoría tenemos necesidades comunes de relación, de encuentro, de sentimiento de pertenencia, de formación permanente, etc.

¿Hay oportunidades de empleo? Es la pregunta más habitual. Trabajo hay mucho (Europa demanda actualmente más de 900.000 profesionales TIC) pero no para todos. Es más, si tu labor es susceptible de ser sustituida por mano de obra robotizada, lo será. Vamos hacia un camino irretornable de autogeneración de empleo para el que países como España no están preparados (en EEUU la tendencia de los freelancers parece imparable con más del 35% de los trabajadores). En el caso del empleo por cuenta ajena, principalmente, aquellos con menos cualificación o competencias no podrán acceder a mejores salarios. De ahí que cada vez sea más importante lo que siempre decimos: formación y aprendizaje permanente, red de contactos y colaboración, actitud y buena voluntad. Estos ingredientes los desgranaremos próximamente en este espacio virtual.

 

Un dato desalentador: menos del 20% de los menores de 35 años utilizan Internet para formarse.

Aún hay demasiadas preguntas sin respuesta…

¿Somos la generación más predispuesta a emprender?

¿Vamos a crear nuestro propio puesto de trabajo por vocación o por obligación?

¿Somos la generación más preparada de la Historia? ¿Más preparada en qué? ¿Para qué?

El primer DAFO sobre la generación millennial

Aprovechando la ocasión, y para concluir esta reflexión, me hace ilusión presentarte y compartir contigo el  “primer DAFO sobre la generación millennial”, un documento que está en “beta permanente” y que podemos ir modificando y enriqueciendo juntos, por supuesto. ¡Ojalá podamos mejorarlo cuanto antes!

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close