Noticias

Los Social Media y la destrucción de la personalidad en la adolescencia

Probablemente estarás ya harto de leer reflexiones que están en boca de todos y que suenan a cantinela como: “las nuevas tecnologías no son ni buenas ni malas, todo depende del uso que hagamos de ellas”. Pues si aún no estás mentalizado va a ser fundamental que te lo grabes a fuego para lo que viene a continuación. Hoy te hablamos de una tendencia en Internet que, por desgracia, ya lleva mucho tiempo funcionando a través de la cual la gente juzga la belleza de otra persona. Es posible que ya no te sorprenda que seamos así de tajantes con los enunciados, pero vamos al grano. Hablamos de la “Thinspiration”. Niñas adolescentes y preadolescentes que se ven acosadas por preguntar sobre su aspecto en la red. “Soy guapa o soy fea” es una de las consultas comunes que se podría hacer para acceder a estos contenidos. Suben fotos y graban vídeos para que personas extrañas (en múltiples ocasiones son adultos) comenten… ¡todo un peligro, vaya!

Neurológicamente, el hecho de pensar cómo nos percibe la sociedad, es un proceso natural pero la forma de hacerlo es totalmente desacertada. Nunca antes había sido tan decisivo el hecho de “ser o no ser”, una de las citas más famosas que pertenece a la obra “Hamlet” de William Shakespeare.

 Llegados a este punto, debemos hacer hincapié sobre lo siguiente: ¿Se han agudizado la anorexia y la bulimia por culpa de Internet? Parece que sí, pues según este artículo dichos trastornos alimentarios han pasado de ser “enfermedades solitarias” a auténticos generadores de encuentros en la red cuyos efectos constituyen un altavoz de mala influencia. No obstante, siempre hay lugar para la esperanza y personas a las que acudir, y también hay webs de denuncia como Protégeles y mecanismos de apoyo a las personas que sufren estos problemas.

 

La iniciativa de Louise Orwin

Louise Orwin, una activista feminista de Reino Unido, decidió investigar sobre la Thinspiration y la cultura Pro-Ana y reflejó sus conclusiones en el blog Pretty Ugly project. Con el material obtenido, Orwin lo empleó para la segunda fase de su proyecto: un espectáculo teatral en el Calm Down, Dear: A Festival of Feminism de Camden y en las diferentes actividades teatrales y educativas para adolescentes que ha realizado. Louse Orwin creó a través de esta iniciativa una gran campaña para alertar a todos sobre los peligros de esta tendencia.

Los adolescentes del siglo XXI

La generación de “las Selenas”, los “Justin Biebers” y los ángeles de Victoria’s Secret corren serias amenazas en lo que respecta a su desarrollo físico y mental. Esos mencionados “productos del marketing” no hacen sino crear ideales y cánones de belleza irreales e innecesarios y lo que es peor, con la nefasta colaboración de las redes sociales, lanzan mensajes a la calle que en ocasiones fuera de contexto pueden ocasionar lo siguiente:

  • Adelanto de la adolescencia: ahora la niñez se acorta y los aún niños adoptan conductas propias de adolescentes; la tecnología y la sociedad de consumo son algunas de las responsables de esta transformación. Los niños hoy cuestionan, participan y responden como si fuesen adultos. Los hábitos y los intereses han cambiado, quizás demasiado en tan poco tiempo. Los niños de 8 años ya no quieren juguetes analógicos “como los de antes” sino dispositivos electrónicos; y en el caso de las niñas, ellas prescinden un poco más de las muñecas y prefieren acompañar a sus madres de compras a Zara, o donde toque, como si fuesen amigas.
  • Despersonalización: los jóvenes siguen siendo jóvenes, y por más que aparenten ser madures y decididos, en el fondo son una mezcla de “volcán y castillo de naipes” con una considerable dosis de inseguridad y con la necesidad de validar su autoestima y sentirse protagonistas. Hay un problema desmesurado del ego.
  • Pérdida de valores: la sociedad de consumo y bienestar está causando graves trastornos en la personalidad y en la conducta de toda una generación. Una presión que agoniza y hasta el más confiado de los jóvenes sucumbe. Los adolescentes actuales se pasan el día editando su información personal en las redes sociales. Una apuesta permanente por ser “atractivos” y presumir ostentosamente de ello. Lo peor de todo esto es que los padres no se enteran de nada y muchas veces sí lo hacen pero no saben cómo reaccionar. Este punto daría para otro artículo más.

En mi opinión, deberíamos acompañar más a nuestros adolescentes en su viaje por Internet pues es una travesía que realizan solos, por lo general. Es posible que no lo apruebes, pero yo consideraría la navegación por Internet como el “primer gran viaje de sus vidas” (con permiso de su nacimiento) y es en este viaje de crecimiento y madurez donde sacian su curiosidad y satisfacciones y donde se asientan la mayoría de sus influencias. ¡Cómo no vamos a acompañar a nuestros jóvenes! ¡Así es la revolución 2.0!

 

La importancia de Youtube como buscador y red social

Los que trabajamos en esto, estamos pendientes todo el día de las tendencias y de los comportamientos de los usuarios de Internet. No se trata de saciar nuestra curiosidad, que también, sino de tratar de comprender cómo evoluciona la sociedad del siglo XXI y dónde se ubican cada una de las generaciones. Uno de los hitos más importantes de la Historia de Internet ha sido el triunfo de Youtube como plataforma y buscador. Y es que allá por el año 2006 ya se empezaba a hablar de la “Generación Youtube” y de los Youtubers, aquella generación absorbida por las pantallas y mucho más interesada por crear comunidades conectadas y también por producir contenidos además de consumirlos. En apenas unos años, Youtube se ha convertido en el segundo buscador más utilizado del mundo y una verdadera herramienta “catapulta” para la creación de fenómenos “virales” y tendencias de todo tipo. Por aportar un par de datos, te interesará saber que se suben 72 horas de vídeo a Youtube cada minuto y la plataforma recibe más de 800 millones de visitantes al mes.

Ahora, la decisión y el poder están en tus manos. ¿Qué vas a hacer?

Foto: jonsson (vía Flickr)

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.

Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close