CulturaNoticias

La película HER y cómo la inteligencia artificial acabará con la sociabilidad entre humanos

La semana pasada, aprovechando los miércoles “locos” en los que la entrada de cine es más barata (4€) fui a ver la película “Her”. Para que lo sepas, fui más por interés profesional –para después poder escribir esta reflexión- que por puro placer. En Eduskopia nos apasionan los cambios de conducta que está produciendo la tecnología en los seres humanos y esta producción audiovisual es idónea para remover la conciencia de los espectadores, cabe precisar que me refiero a los espectadores receptivos.

Si bien la trama se desarrolla de forma un poquito lenta para mi gusto, el trasfondo es muy valorable. La película dirigida por Spike Jonze y protagonizada por Joaquin Phoenix huye de los espacios futuribles y trata de lograr escenarios en los que el espectador se sienta familiarizado. Y lo consigue.

El hilo argumental de “Her” gira en torno a una idea: humanos estableciendo relaciones emocionales con la inteligencia artificial de sus dispositivos móviles. Para algunos será una locura, otros no lo comprenderán, pero a juzgar por los ratos que pasamos con los dispositivos (fuera de tiempo de uso útil), cómo incluso algunos duermen pegados a ellos o comparten actividades de ocio (por ejemplo, salir a correr con aplicaciones que les motivan), cómo se cabrean y la pagan con el teléfono y un sinfín de anécdotas que tú también conocerás, después de todo esto, la locura del filme no está tan sacada de contexto.

Retomando un poco la esencia de la película… el protagonista instala un software, un sistema operativo, en su ordenador que a su vez está sincronizado con el teléfono móvil. El teléfono móvil está sincronizado con un auricular-micrófono inalámbrico. Lo programa con voz de mujer (tal y como se puede hacer con el GPS del coche) y ahí comienza la aventura.  No desvelamos nada más para que vayas a ver la peli.

La inteligencia artificial es un área multidisciplinaria que, a través de la ciencia, estudia la creación y diseño de máquinas capaces de razonar por si mismas utilizando como paradigma la inteligencia humana. Estas máquinas evolucionan con la actividad y aprenden de la experiencia.

Sí es cierto que los seres humanos seguimos siendo seres sociales y necesitamos sentirnos parte del entorno dentro de un contexto. Pero… ¿y si el contexto cambia y nos vemos obligados a adaptarnos? ¿por qué se deja “fuera de juego” al amigo que ha elegido no utilizar WhatsApp o por qué se le critica a aquel que ese fin de semana no quiso responder a todos los mensajes? He conversado con mucha gente sobre esta cuestión, y lo seguiré haciendo, y muchos argumentan que “estamos quasi obligados a estar permanentemente conectados, pendientes, y que necesariamente debemos responder inmediatamente al estímulo oportuno”. ¿No es esta una nueva forma de esclavitud socialmente aceptada?

Nuestra relación con el teléfono móvil con acceso a Internet es de total dependencia. El móvil incorpora numerosas funciones para hacernos la “vida más fácil” a corto plazo, pero que a la larga nos está complicando seriamente nuestra existencia. Y me refiero al desarrollo de: la memoria (bloc de notas, grabadora), de la argumentación (WhatsApp), de la agilidad mental (calculadora), del diálogo (ya no preguntamos a nadie para satisfacer nuestra curiosidad, lo consultamos directamente en Internet), de la empatía e inteligencia emocional, etc. También tiene sus cosas buenas, lógicamente, pero ya entramos en un terreno diferente que tendría que ver con cómo sacarle partido a la tecnología: tarea pendiente.

Para establecer un ligero símil, Minority Report es otra de las películas que impactan. A mí me asombró la escena del “eye tracking” o “lectura de los ojos” en la que un sistema te reconoce como persona y te ofrece productos específicos en función de tus intereses.

Ya vemos, de alguna forma, a la gente hablando en voz alta por la calle. Algunos tararean las canciones que escuchan y otros hablan desde el “manos libres”. En cualquier caso, parece que todo o casi todo gira en torno al móvil. La conversación entre humanos y sistemas operativos (eje central de la película) tan sólo depende de los avances en inteligencia artificial. Sin ir más lejos ahora funciona a través de los comandos de voz con Siri y con Google Now. ¿Lo has probado? Si te soy sincero, lo he hecho por primera vez mientras me documentaba sobre este artículo y me ha producido un pánico absoluto y, por otro lado, mucha curiosidad. Y eso es porque me enamora apasiona la tecnología: los descubrimientos son excitantes.

Ejemplo con Siri

Ejemplo con Google Now – comandos de voz en español

Aún hay gente que no ha visto los capítulos de la serie Black Mirror producida por Charlie Brooker en Reino Unido. ¡Te los recomiendo como material complementario!

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.

Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close