Noticias

La escritora Carmen Posadas sale del armario tecnológico

– Una reflexión de Mª Eugenia Bayo –

Acabo de leer que la escritora Carmen Posadas «ha salido del armario tecnológico-compulsivo-social», es decir «internet y redes sociales por narices o eres una pringada» y que vuelve al redil de lo que yo llamo «TIClucidez«, que viene a defender aquello de que una cosa es reconocer y utilizar las bondades del invento y otra «hacer el panoli» y dejarse comer el tarro, para ir con el resto de la gente adónde va Vicente cuando tú realmente sabes que ni quieres ir con Vicente ni mucho menos al sitio en cuestión. Así pues, bienvenida de nuevo, amiga Carmen.

Al igual que Carmen Posadas expresó sus ideas, yo te contaré, a continuación, un sucedido: hace unos 16 años, la primera vez que tuve un móvil, tras estrenarlo, no habían transcurrido un par de días cuando a media mañana recibí la llamada de una secretaria de mi propia empresa (propia, de propiedad) preguntándome: «¿pero dónde estás? ¿qué estás haciendo?». Mi primera reacción fue preguntar ¿pero qué ocurre? pensando que algo importante requería mi presencia (ya que en esa época yo solía llegar a la empresa a media mañana, sin horario fijo)  a lo que me contestó mi querida compañera: «nada, nada, estate tranquila, es que como a estas horas ya sueles estar aquí…era para saber cuando venías».

Y claro, me enfadé y le contesté que efectivamente no había llegado aún a la oficina pero que a ella no debía importarle dónde estaba yo en esos momentos. Ahí me puse en guardia de lo que podía representar el dichoso aparatito en pro de favorecer que la vida se tornase más controlada y compulsiva para todos, para los que estarían encantados de llamar para cualquier cosa y para aquellos, igual de numerosos, que estarían encantados de que les llamasen para cualquier estupidez. Tan en guardia me puse, que me han penalizado muchas veces en la factura por falta de consumo, por no llegar al mínimo contratado, ¡ahí es nada!, y en la actualidad, sigo teniendo un pudor especial por llamar a la gente en cualquier momento y para cualquier cosa, y si tengo un número de teléfono fijo, lo prefiero y lo utilizo.

Han pasado más de 15 años de aquel sucedido, me encanta el móvil cuando lo necesito, pero nunca lo he soportado ni utilizado  para todas esas llamadas que pretenden esclavizarnos con preguntas, respuestas e informaciones absurdas, qué obsesión tiene la gente por avisar, confirmar, preguntar y dar explicaciones de lo obvio por el móvil cuando te lo pueden decir en persona un rato después, o al día siguiente en la oficina

A continuación, te pongo un ejemplo simple de la gama ¡pero estamos todos tontos…!:  Si alguien queda contigo  a las 8 para tomar un café con la advertencia de que puede llegar un poco más tarde por el motivo X, y tú le contestas, no te preocupes, te espero tranquilamente, ¿a santo de qué te tiene que llamar a las 7:50 para avisar de que va a llegar a las 8:10 porque efectivamente ha tenido el contratiempo previsto, y además te lo cuenta entero, con pelos y señales, para unos minutos más tarde y ya en la cafetería, repetirlo todo como si además fuese una novedad. ¡Me ataca!

¿A ti no te pasa lo mismo? ¿hasta qué punto llega a influir la tecnología en nuestra personalidad?

*Ilustración de Rafa Vega «Sansón» en El Norte de Castilla. Enlace

Tags

María Eugenia Bayo Pérez

María Eugenia es directora de Educación y Coaching en Twitter: @MEugeniaBayo. Especialista Universitario en Coaching Personal y Educativo. Título por la Universidad de Valladolid (Curso de Posgrado). Practitioner en PNL. Best, escuela de coaching con Universidad de Valladolid. Coach asociada nº 10865 de ASESCO (Asociación Española de Coaching). Diplomada en Gestión Cultural por la Fundación Universidad-Empresa de Valladolid, dentro del Programa “Rinascimento” de la Dirección General XXII de la Unión Europea (Programa Leonardo). Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close