CulturaNoticias

La cultura vallisoletana entra en estado de shock

Hemos leído varias noticias y muchos comentarios en los últimos días acerca de la suspensión de iniciativas culturales en Valladolid (España). Algunos culpan al Ayuntamiento (sería la Alcaldía o Municipalidad si nos leen desde Latinoamérica) y a la Policía. Otros opinan que la Ley de Espectáculos está obsoleta y que la normativa (que incluye normas de seguridad y de convivencia) debería ser reformada. Mientras, los diferentes colectivos culturales de la ciudad están uniendo sus fuerzas: han formado una Plataforma por el Arte en Vivo, convocan reuniones y han lanzado una petición (recogida de firmas) en Change.org.

Imagen cedida por Microteatro por la Gorra
Imagen cedida por Microteatro por la Gorra

Es difícil resumir lo que está sucediendo. Quizás la única solución posible es llegar a un acuerdo: se debería poner sobre la mesa la reelaboración y el posterior cumplimiento de la normativa.

La evidencia es que las prohibiciones de actos culturales tan hermosos y exitosos como “Microteatro por la gorra“, que se celebraba cada jueves en El Desierto Rojo, no conducen a ninguna parte. Por un lado, se respira un ambiente de crispación, tristeza e incredulidad. Por otro, se apela a la concienciación social urgente para defender las iniciativas de la ciudad y para transmitir un mensaje al exterior que no sea siempre el mismo: austeridad y conservadurismo.

Preguntamos a Cristina Hernández, una de las organizadoras de Microteatro por la Gorra: “Digamos que la ley que actualmente ampara los eventos culturales y actividades recreativas está obsoleta. No se para a pensar y a regular la cultura de base, la cultura de toda la vida, aquella que los grandes artistas que hoy conocemos tuvieron que emplear en su día. Nosotras, por el momento, tenemos nuestra programación suspendida. No sabemos a día de hoy, hasta cuándo y esperemos que esto tenga salida lo antes posible ya que no es hablar sólo de la importancia de la cultura sino que hablamos de trabajo y profesión”.

Último Cero anunciaba el pasado 19 de febrero, que el emblemático Café Teatro tenía que suspender todos las actuaciones previstas. Los motivos parecían ser las inspecciones y redadas de la policía. Más adelante se interrumpió un concierto en el bar Tío Molonio. También un cabaret en el Bar Beluga. Y también el mencionado espectáculo de microteatro.

Ahora que el microteatro está en auge; ahora que los pubs y otros locales ven una posible alternativa al silencio de la crisis; ahora que parecía que nos podíamos comparar con la iniciativa cultural de otras sociedades, como por ejemplo la argentina (famosa por sus librerías y las actividades que se desarrollan dentro) y sus actuaciones tan variopintas como los salones de baile de tango o el Teatro Ciego. ¿Ahora damos un paso atrás? No nos queda otra que seguir siendo optimistas. Damos un paso atrás, para avanzar dos. Para hacer piña, ponernos de acuerdo y seguir creando.

Imagen cedida por www.ultimocero.com
Foto: L.Fraile. Imagen cedida por www.ultimocero.com

¡Muchos ánimos!

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close