Noticias

Expoelearning, formación y empresas en la sociedad del conocimiento

Lo anticipamos hace unos días, Eduskopia acudió a la cita de referencia en el sector del e-learning en España: ExpoElearning 2013. El tema principal ha sido el Social Learning y durante los dos días reflexionamos y analizamos sobre el futuro de la formación y de las empresas. Han sido dos jornadas (días 13 y 14 de marzo) muy enriquecedoras en las que se han combinado ponencias, mesas redondas y una feria con expositores. Las conferencias se distribuyeron en 4 grandes bloques: Social Learning, Foro E-Learning, Conversaciones 2.0,  Foro RRHH.

La conferencia inaugural a cargo del profesor Javier Fernández Aguado hacía presagiar la importancia de dar valor al presente que vivimos y de prepararnos para sacarle todo el provecho posible: “Vivimos en una realidad imperfecta, perfecta para mostrar nuestras interioridades. El cambio no se produce con la crítica global sino personal. No estamos haciendo una buena gestión de las expectativas. Hemos perdido la ilusión. Debemos diseñar un plan para vivir con pasión: saber dónde estamos, dónde queremos ir y trazar el camino que vamos a recorrer. Seamos soñadores, románticos, peregrinos de nuestro propio camino. Estamos en una época maravillosa para la formación que supone una gran oportunidades para la mejora personal” son algunas de las reflexiones del Dr. Fdez. Aguado.

Joaquín Gairín
Joaquín Gairín

A continuación se habló de las últimas tendencias en formación: los contenidos abiertos y los MOOC. Destacamos el auge prolífico proveniente de Estados Unidos con las plataformas Coursera, EDx y Udacity y la aportación de Ángeles Sánchez-Elvira de la UNED: “los contenidos abiertos y los formatos de la UNED propician una mayor inclusión social”.

Estamos en un momento apasionado para la formación, para la educación para todos y el aprendizaje para toda la vida (lifelong learning). Debemos impulsar el desarrollo de la inteligencia colectiva y la formación en nuevas competencias. El reto es lograr una calidad formativa y que cada persona pueda establecer su propio camino de aprendizaje. Que nadie piense que esto es el punto de llegada, todo lo contrario, el Social Learning acaba de empezar.

Si alguien se estaba preguntando cuál es el modelo de negocio de los MOOC, Sergio Vasquez nos comentó algunos detalles: aunque los cursos son gratuitos, si queremos optar al título debemos pagar por examen y por titulación. ¿Les salen las cuentas si cada uno de los más de 100.000 alumnos paga 30 dólares por título o examen? Sólo es un ejemplo.

En la mesa redonda de “formación por competencias”, el jefe del Servicio de Formación del Instituto Andaluz de Administración Pública, Francisco José Lama, puso “los puntos sobre las íes”: el bagaje social e intelectual es importantísimo en la sociedad de la información y del conocimiento. Sin embargo, nos encontramos con las crisis, con seis millones de parados y con gente que cuando acabe esta recesión ya no tendrá opciones de seguir participando activamente en la vida laboral. Dado que la situación es muy complicada, debemos replantearnos la situación de la formación actual: de nada sirve seguir con el “encajonamiento” de la formación entre cuatro paredes cuando la realidad es otra y no se combina lo que estudiamos con lo que necesitamos para trabajar. Si la formación que recibimos no contiene un fin práctico no sirve para nada dado que ni perseguimos objetivos ni tenemos claro dónde queremos llegar. Es fundamental “sacar la formación a la vida”, contextualizarla para hacer un uso extensivo de la misma.

José Miguel Bolívar, Javier Miranda y Laura Rosillo protagonizaron un fantástico bloque dedicado a los “content curators”, “knowmads” (know + nomads, nómadas del conocimiento) y al rol del formador en el siglo XXI. El nuevo docente debe ser un facilitador de experiencias de aprendizaje. Se terminó la jerarquía. La sociedad ha pasado de tener sujetos pacientes a sujetos activos; de la transmisión del conocimiento a la construcción del mismo. El acceso a la información ya está disponible, ahora necesitamos guías.

“Necesitamos que vuelvan los auténticos maestros, aquellos que invitan a que sus alumnos se apasionen, hagan preguntas e investiguen” clamó Laura Rosillo en su excelente intervención.

En las aulas y en la empresa sucede un poco lo mismo: falta pasión y voluntad para la gestión del cambio. Debemos valorar el “aprendizaje informal” como una oportunidad para compartir ese conocimiento, esa predisposición de los empleados e integrarlo en una comunidad de práctica. Las empresas y la sociedad necesitan mejorar el clima laboral, diseñar entornos de aprendizaje colaborativo, etc. Así pusimos fin a la jornada del jueves.

Al día siguiente, el bloque Conversaciones 2.0, impulsado por la consultora Humannova, fue uno de los grandes atractivos de la jornada. Llegó a ser TT en Twitter y trató aspectos relevantes de las organizaciones del futuro y de las comunidades y culturas digitales.

innovar es

Andrés Ortega argumentó que la tecnología social va a revolucionar las empresas por dentro y por fuera. Hablamos de comunidades o redes sociales corporativas como microcomunidades de práctica que nos van a permitir gestionar y compartir el conocimiento dentro y fuera de las empresas.

Debemos diseñar ecosistemas abiertos, tumbar las barreras de la información y de la comunicación, permitir a los empleados que generen sus contenidos y escojan sus herramientas. Sin embargo, el mundo físico también debe figurar a la hora de crear espacios de intercambio y colaboración.

El reto consiste en desmontar la complejidad del conocimiento y servírselo al ciudadano, apunta Julio Mayol.

Debemos crear microrevoluciones en nuestras compañías (seamos troyanos, intraemprendedores, embajadores 2.0). Debemos liderar y ser agentes del cambio. La necesidad de reaccionar es urgente, y la transformación debe venir desde abajo. El problema es que la gente acepta el cambio pero rechaza ser cambiada.

No obstante, innovar per se no es innovador. Lo importante es cómo lo gestionamos con la cultura corporativa, el capital humano, etc. Para explicarnos esto tuvimos una mesa de Cultura 2.0, otra de Recursos Humanos 2.0 y varias experiencias innovadoras.

Sin título

Cerramos este episodio maravilloso con una famosa frase que se atribuye a Bruce Lee: “Be water, my friend”. Adaptémonos a la realidad, seamos versátiles ante la dificultad y flexibles para gestionar mejor el cambio.

 

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.

Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close