EducaciónNoticias

El síndrome del “doble check” y WhatsApp como arma de separación masiva

¿Alguna vez has tenido problemas de entendimiento con tu pareja o tus amigos por culpa de WhatsApp o de las redes sociales? Millones de personas sí y, en algunos casos, las situaciones son dramáticas.

Los celos, el chantaje, el egoísmo, las vejaciones, por desgracia, han existido toda la vida. Sin embargo, nunca antes el control sobre las personas había sido tan fácil. Ahora cualquiera cuenta con armas de control tan potentes como una aplicación instalada en el móvil (WhatsApp, Facebook, Line, etc.).

En el caso de los jóvenes, para el prototipo de adolescente inseguro y controlador, estas tecnologías son ideales para ejercer presión sobre su pareja. De ahí al ciberacoso y al sexting sólo hay un paso.

Asimismo, el hecho de terminar delinquiendo hace que los padres de los menores, aun no enterándose de nada, terminen pagando el pato. Aunque la cuestión en gran medida tiene que ver con la educación, la personalidad y los valores: el control y los celos a veces son considerados como señales de amor. Hay mucho trabajo de prevención por delante.

WhatsApp como arma de separación masiva

Este titular debe entenderse en al menos dos sentidos: separación a nivel sentimental y separación a nivel humano

La empresa CyberPsichology and Behavior Journal realizó un estudio sobre el manejo del software para smartphones y la reacción de los usuarios: al menos 28 millones de parejas se han divorciado por culpa de servicios que incorporan mensajería instantánea como WhatsApp o Facebook. Según algunos psicólogos, la causa de la ruptura es el “síndrome de doble check”, es decir, los dos ticks que aparecen en el mensaje cuando la otra persona recibió el mensaje en su dispositivo.

El síndrome del “doble check”

Además del mencionado doble check, las personas pueden saber a qué hora fue la última conexión de su pareja. El servicio anuncia si el receptor está conectado con el mensaje de “en línea”. Eso supone un mayor control sobre con quién habla la otra persona y hasta qué hora. De acuerdo con el estudio, la idea de que la otra persona haya leído el mensaje y no haya respondido en absoluto, es una causa de celos descontrolados y desconfianza.

No culpemos a la tecnología, es muy probable que los problemas en la relación ya se hayan originado antes (celos, desconfianza, falta de comunicación, ansiedad, etc.). En numerosas ocasiones son conductas controladoras que se proyectan en las nuevas tecnologías.

¿Cómo crees que evolucionarán todos estos comportamientos? No tiene buena pinta ni una solución a corto plazo.

Enganchado a WhatsApp – Juan Merodio https://www.youtube.com/watch?v=SsZDyKfR1g8

Fuente imagen: La Gaceta

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close