EducaciónNoticias

Educación positiva: El remedio para el siglo XXI

Un hecho que durante los últimos meses ha sido punto de las preocupaciones de la sociedad actual, y que comienza a ser noticia, es la prevalencia de la depresión entre los jóvenes, la cual es sorprendentemente alta en todo el mundo. Según algunas estimaciones, la depresión es alrededor de diez veces más común de lo que era hace cincuenta años.

Este hecho junto con el incremento nominal de la felicidad y la  necesidad de un mayor bienestar para la mejora del aprendizaje fueron razones más que suficientes para que el Dr. Martin Seligman, director del Centro de Psicologí­a Positiva de la Universidad de Pennsylvania y fundador de la Psicologí­a Positiva llevara a cabo el desarrollo de  programas que fomentan en las aulas la educación positiva.

¿Qué es la educación positiva?

La educación positiva se podría definir como la educación para las habilidades tradicionales y para la felicidad. Es una rama de la psicología positiva aplicada a la educación basada  en el estudio de las emociones positivas y las fortalezas del carácter que nos enseña cómo inculcar en los niños el optimismo, una saludable actitud que se relaciona con la felicidad y que consigue que realmente las cosas nos vayan mejor en la vida.

El objetivo de la educación positiva es crear en las aulas un ambiente caracterizado por una mayor atención y un pensamiento más positivo y holístico frente a la atención reducida y el pensamiento crítico y analítico del carácter negativo. Para ello es imprescindible que los niños y jóvenes crezcan sintiéndose queridos, estimulando en ellos sentimientos de auto-eficacia y expectativas de éxito.

¿Es posible la aplicación de la educación positiva?

El Dr. Martin Seligman y su equipo así lo creyeron y para llevar a  cabo la integración de la educación positiva en las escuelas.  Desarrollaron el Programa de Resistencia Penn (PRP) cuyo  principal objetivo es aumentar la capacidad de los estudiantes para  manejar los problemas del día a día que son más comunes durante la  adolescencia como la depresión, la ansiedad y los problemas de conducta.

En enero de 2008, movidos por la ferviente convicción de que una  escuela entera pudiera desarrollar la educación positiva, Seligman y  quince de sus entrenadores Penn viajaron a Victoria (Australia) para  enseñar durante nueve días a un centenar de miembros de la escuela  secundaria de Geelong a utilizar las habilidades de su propia vida personal y profesional y ejemplos y planes de estudios detallados de cómo enseñárselo a los niños.

Personalmente, creo que la gran iniciativa de incorporar la educación positiva en las escuelas supone la enseñanza del bienestar, lo que  sería una manera de aumentar la satisfacción en la vida y una ayuda  para la mejora del aprendizaje y de un pensamiento más creativo. Es bien sabido por todos que un niño que crece sintiéndose feliz y  querido aprende más y mejor. Es por ello que una educación basada en el bienestar, en la enseñanza de manejar los problemas y de expresar  las emociones debería estar integrada en todas las escuelas, ¿no?

Tags

Isabel Sigüenza Andrés

Actual estudiante del grado de Educación Primaria de la Universidad de Valladolid. A pesar de su corta edad ha tenido la posibilidad de observar y participar en los sistemas educativos español y portugués. Convencida de la importancia de la Educación como pilar principal de la sociedad y herramienta de cambio y evolución. En continua formación. Ilusionada por la docencia.

Related Articles

2 thoughts on “Educación positiva: El remedio para el siglo XXI”

  1. Muy acertado el post, desde luego lo que nos hace más seguros y felices pasa por el autoconocimiento, tomar las decisiones en cada momento de nuestra vida y asumir la responsabilidad de los resultados, todo con una mirada positiva de crecimiento y evolución, dejando atrás los sentimientos de culpa.

  2. [Iago Taibo Corsanego nos hizo llegar este mensaje para incorporarlo a la sección de comentarios]
    Muy buenas, Isabel:
    Qué bien que los futuros profes empecéis a saber de esto. Yo me dedico a la Psicología Positiva y creo que está muy bien tu post. Te cuento que el link del programa de resiliencia se ha caído. También te cuento que Seligman y su equipo han formado la Asociación Internacional de Educación Positiva: todo un movimiento con muy buenos resultados y perspectivas. También contarte que mi equipo y yo estamos preparando justo para este año el Primer Congreso de Educación Positiva. Justo hoy nos han confirmado que será a finales de septiembre en la universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Aquí te dejo el link http://educacionpositiva.org/congreso/ ¡ Queremos que todos aprendamos a ser felices de verdad! No la felicidad utópica, sobreprotectora o superficial, la profunda y sabia. Creemos que es la única manera de cambiar la sociedad. ¡Esperamos conseguirlo y muchas gracias por tu post! Un abrazo. ¡Y enhorabuena por la página!

Responder a Lisandro Caravaca Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close