Comunidad Millennial

Aprendiendo a reaprender: el eje de la educación

Aprendiendo a reaprender: el eje de la educación

Prometimos reflexión en la Comunidad de Eduskopia y la vas a tener. Hoy tratamos un aspecto fundamental de presente y futuro como es “aprender a reaprender”. Como veremos a continuación, hay muchos tipos de aprendizaje y en esta variedad podemos encontrar las respuestas que necesitamos para progresar como individuos y como profesionales.

En la sociedad del conocimiento en la que vivimos, una de las claves está en querer aprender cosas que casi nadie podría enseñarte. Esta actitud bien dirigida puede impulsar tu desarrollo, sin importar la edad que tengas. Estarás de acuerdo conmigo en que hay muchas cosas que ni el colegio ni la universidad te enseñan; como diría un abuelo “la experiencia es la madre de la ciencia” y experiencia no es ni más ni menos que la práctica, la vivencia, el aprendizaje (muchas veces autodidacta).

Uno de los objetivos de Eduskopia, y creemos que de todo docente o plan de formación debería ser el de preparar mentalmente a la sociedad en su conjunto de que todos, absolutamente todos, debemos estar en constante aprendizaje. Es lo que se conoce como “aprendizaje permanente” o “aprendizaje a lo largo de la vida”.

¿Qué variantes de aprendizaje permanente existen y para qué sirven?

La UNESCO determina tres tipos de aprendizaje:

  • Aprendizaje formal

Aprendizaje que tiene lugar en entornos organizados y estructurados y que se designa explícitamente como formación (en cuanto a sus objetivos, su duración y los recursos empleados).

  • Aprendizaje no formal

Aprendizaje derivado de actividades planificadas, pero no designadas explícitamente como programa de formación (en cuanto a objetivos didácticos, duración o soportes formativos). Un ejemplo de este tipo de aprendizaje es el caso de las personas que van a trabajar a un país extranjero para aprender el idioma.

  • Aprendizaje informal

Aprendizaje resultante de actividades cotidianas relacionadas con el trabajo, la vida familiar o el ocio. No se halla organizado ni estructurado en cuanto a sus objetivos, duración o recursos formativos.

Es un proceso continuo e integral, dinámico y flexible, abierto y descentralizado. Se fomenta la calidad de vida favoreciendo la adaptación de las personas a la sociedad pero también fomentando su capacidad de transformación. Se trata de preparar al individuo para el futuro.

El aprendizaje permanente en el siglo XXI pasa, fundamentalmente, por adoptar la variedad del aprendizaje informal en todas sus manifestaciones: social learning, e-learning, Learning by Doing, aprendizaje entre pares (P2P), etc.

¿Cómo reaprender en la educación?

En pleno siglo XXI, asumiendo que hay muchas situaciones en nuestra sociedad que han cambiado, desde el punto de vista pedagógico, no estaría mal revisar cuál es el propósito de la educación y hacia dónde apuntan los docentes, en cualquier etapa formativa. Nosotros somos socráticos, en parte, y apoyamos el debate, la “pedagogía de la pregunta”, la retórica. La educación centrada en el aprendizaje del alumno y no en la enseñanza del maestro. En la realidad actual, el maestro también ocupa el lugar del aprendiz.

Las aportaciones de los alumnos impulsan las propias habilidades y conocimientos de los profesores. Además, darles voz hace que se construyan puentes y se cree un entorno propicio para el aprendizaje. Aunque ya se sabe que la mayoría de los docentes rechazan esa horizontalidad, rechazan la “confrontación inteligente” y el diálogo, por miedo en múltiples ocasiones.

Como docente, el mero hecho de recibir comentarios y sugerencias (feedback) te ayudará a programar el tipo de actividades que resulten más útiles para el aprendizaje de tus alumnos. Es poco eficaz tratar de imponer la autoridad, el respeto y la confianza se ganan, no se exigen.

Sabemos que si formas parte de la Comunidad es porque muchas de estas ideas y argumentos ya están prácticamente asumidos, pero no está de más recordarlo. Seguiremos reflexionando.

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close