NoticiasTecnología

Acabemos con los selfies y las grabaciones compulsivas

Reconozco que empiezo a estar ya muy harto del nuevo entretenimiento y “deporte nacional” en Estados Unidos, y por extensión del mundo, como son los selfies o autofotos y del acto de grabar “todo lo que se menea”. Entiendo que hay muchos intereses comerciales pero aspiro también a un mayor sentido común por parte de la sociedad. Más de uno se merece la patada que le dieron a Jared Frank (ver vídeo) a ver si aprende. Ruego me disculpes el lenguaje soez.

La intención de hacer fotos ya no es para volverlas a ver sino para que las vean otros.

Mientras tú te preocupas más por enfocar, ajustar el zoom, los filtros o lo que sea… estás perdiendo la oportunidad –a menudo única- de disfrutar del momento. El famoso “carpe diem” queda muy bonito en la actualización de un estado en redes sociales pero precisamente todo el mundo practica lo contrario.

La foto, en la que una anciana es la única sin un teléfono en la mano, dio la vuelta al mundo el pasado mes de septiembre. Fue publicada por el fotógrafo Miguel Morenatti, aunque el autor es John Blanding, del periódico Boston Globe y fue tomada en el fotocall de presentación de la película Black Mass.

señora selfies

¿Vale la pena morir -o arriesgarse a ello- por sacarse una foto?

En 2015 ha habido más muertes por hacerse un selfie en situaciones peligrosas que por ataques de tiburones. Doce por ocho. Y es que la gente es cada vez más imprudente como la señora que fue corneada por un búfalo en Estados Unidos tras intentar hacerse un selfie con el animal. Por no hablar de las decenas de embestidas de toros en el último lustro por estar distraídos –obsesionados- con el móvil en mano. ¡Si quiere usted grabar, súbase a un balcón!

Tras varios nefastos sucesos -entre ellos la muerte de una joven de 21 años que se disparó un tiro en la cabeza- Rusia ya ha advertido a través de una campaña del riesgo de hacer un selfie con un arma.

En 2015 un turista japonés murió tras caerse de las escaleras del Taj Mahal por estar haciendo un selfie. La lista de ejemplos es interminable.

En otras prácticas ridículas destacamos el invento de la selfie-cuchara, algo que esperemos no pueda prosperar. Sí, como lo lees, consiste en hacerse fotos mientras comes. Otro invento son los selfie-zapatos, los cuales empezaron como una broma pero también parece que se van a comercializar.

¿Cómo ves tú esta práctica? ¿Reconoces haber hecho un selfie en situaciones inadecuadas? Ahora habría que determinar qué consideramos “inadecuado”. En fin…

Fuente: Verne

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología.

Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close