Si no utilizar Internet ya es noticia, elegir no utilizarlo es trending topic

14 septiembre, 2015 0 Comments Educación , Noticias , Tecnología 479 Views
Si no utilizar Internet ya es noticia, elegir no utilizarlo es trending topic

Ya sé que el 95% de vosotros no pasará del primer párrafo (con un poco de suerte). Allá cada uno con su conciencia… yo me veía moral y profesionalmente obligado a escribirlo, a releerlo y a difundirlo…

“Sé tu propio experimento social. El mayor reto de tu vida es ser cada día mejor persona”. Eso debió de pensar el bueno de Jake Reilly que allá por octubre de 2011, a la edad de 24 años, decidió hacer un ayuno digital –desconectarse de Internet- durante 3 meses (experimento que llamó The Amish Project, seguramente haciendo referencia con ese nombre a la comunidad cultural que se resiste a adoptar comodidades y tecnologías modernas) y tras su conclusión en enero de 2012, empezó a copar telediarios y periódicos. Porque hoy en día, no utilizar Internet ya es noticia, pero elegir no utilizarlo es trending topic (así se conoce al “tema del momento” en la popular red social Twitter).

Antes y después de Jake, muchas otras personas –entre las que me incluyo– se han sumado a estos mini retos de desconexión digital anhelando una bocanada de aire fresco con sabor a libertad. Elegir desconectarse de Internet durante unos días es un lujo al alcance de pocos: unos no “pueden” por sus obligaciones laborales (o personales) y otros porque simplemente no sabrían qué hacer con su tiempo libre. El período sin Internet deja mucho tiempo para escucharse a uno mismo y reflexionar, y esto a muchos les provoca pánico.

Somos siervos de la notificación

Porque desconectarse de Internet es, en gran medida, ir contracorriente, querer llamar la atención y desatender algunas de tus “obligaciones” según los nuevos códigos sociales como son responder los whatsapps de tu pareja, de tus amigos, de tu familia; responder los e-mails de tu cliente, de tu jefe, de tu socio; atender las llamadas cuando suenan; participar en los grupos y foros de debate de tu empresa o de tu sector profesional; corresponder a las notificaciones de “me gusta en Facebook”, “invitación a conectar en LinkedIn”, “fulanito te ha enviado un mensaje en Twitter”; leer las últimas noticias y artículos de referencia en tu sector, y así sucesivamente.

Si por casualidad te propones hacer algo diferente, que sepas que tu entorno aplaudirá o criticará tus “locuras” pero nadie te acompaña. Porque la norma no es sino lo que la sociedad quiere imponer a ritmo vertiginoso. Por eso hay cada día más brecha digital entre generaciones y entre comunidades y también entre sectores (primario, secundario, servicios…). Por eso “no hablamos todos el mismo idioma”.

Somos siervos de la notificación y de la alerta, de dispositivos que ya forman parte de nuestro cuerpo, o lo harán muy pronto (véase la tecnología de los dispositivos wearables, attachables, ingestibles). No sé cómo lo verás tú pero, la evolución es una imposición y prácticamente no tenemos escapatoria.

Lo increíble de Internet

Porque cualquier comportamiento, por banal que nos parezca, es susceptible de derivar en una adicción digital como la whatsappitis, la nomofobia, la techsomnia o la “depresión causada por Facebook“, diagnosticada ya en 2011 en Estados Unidos. A ojos de la mayoría, esto no tendría gran importancia porque no saben que la prevención de las adicciones digitales es uno de los aspectos más relevantes de nuestro nuevo estilo de vida.

Porque lo increíble de Internet ya no es disponer de ello sino aprender a comprenderlo y sacarle provecho. Y para todo eso siempre es bueno tomar cierta distancia y ver las cosas desde otra perspectiva. Todo es más complicado de lo que uno se imagina y cada persona, cada familia y entorno son un mundo.

Sin embargo, creo que ya va siendo hora de que las prioridades las marques tú, deja de comportarte como un adultescente de una vez por todas. El problema no es sólo que no lo quieras ver, el problema es que no te das cuenta de ello. Lo que antes era radical ahora se ha normalizado y, por desgracia, este ciclo no va a parar.

Porque no hay nada más peligroso que dejarse llevar por la inercia de nuestras vidas. Y ya voy concluyendo. Porque la auténtica “generación perdida” es aquella que deja de luchar por sus sueños, que no tiene inquietudes, que no busca mejorar ni ayudar a mejorar a su entorno. ¿Qué será de nuestras vidas sin actitud positiva y voluntad de cambio? La apatía es nuestra gran condena. De ahí que tengamos tanto miedo por “cómo vienen los jóvenes”. Habrá comportamientos que serán inherentes y aceptables dentro de su estilo de vida y otros que deberían hacerles reflexionar. Porque los comportamientos del presente determinan los hábitos del futuro, ¡no lo olvides!

Si de verdad quieres elegir, elígete a ti mismo.

About author

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *