Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Noticias » ¿Quién tiene la llave de nuestros servicios en internet?

¿Quién tiene la llave de nuestros servicios en internet?

Antes de empezar el post vamos a hacer una prueba o mejor dicho vamos a hacer memoria: intenta apuntar o recordar mentalmente todos los servicios a los que accedes a través de internet mediante usuario y contraseña. Seguramente sean bastantes y posiblemente también habrás olvidado alguno. Una vez hecho esto, intenta recordar si alguna vez has dado la contraseña de acceso a alguno de esos servicios a alguien (amigos, pareja, familia…).

Te preguntarás que por qué te pido hacer este pequeño ejercicio. Lo hago en relación a este artículo de Movilinvasion que nos informa sobre la condena de un sujeto por cambiarle las contraseñas de Facebook y Hotmail a su exnovia en dos ocasiones. Los hechos han sucedido en Guipúzcoa y la condena ha sido de un año y tres meses de cárcel como consecuencia a un delito continuado contra la intimidad. Este hecho me lleva a hacer dos reflexiones:

La primera, recordar que las acciones que realizamos en internet no se encuentran al margen de la ley. Por regla general, las acciones que llevamos a cabo en internet dejan huella por lo que se debe tener en cuenta a la hora de actuar en la red. La base de internet debe ser el respeto mutuo y el buen uso de los recursos que se pone a nuestra disposición. Si no es así, debemos saber que siempre podemos denunciar las infracciones que se produzcan en la red a través de diferentes organismos que velan por nuestra seguridad online (Policía, Grupo de Delitos Informáticos de la Guardia Civil o la Oficina de Seguridad del Internauta).

¿Quién tiene las llaves de tus servicios en internet?

¿Quién tiene las llaves de tus servicios en internet?

La segunda reflexión viene a raíz del ejercicio que te pedía al principio del post. En muchas ocasiones, las contraseñas de acceso a nuestros servicios de internet como Facebook, Twitter, GMail, etc. no las tenemos únicamente nosotros sino que hemos dado acceso a estos servicios a personas cercanas a nosotros como familia, amigos, pareja. Siempre he recomendado (y sigo recomendando) no dar acceso a estos servicios a nadie dado que estamos hablando de nuestra identidad digital propia y personal. Al igual que no damos la llave de nuestra casa a cualquiera, tampoco deberíamos dar acceso a nuestras conversaciones personales guardadas en estas plataformas o a poder publicar en nuestro nombre.

En algunos casos, existen personas que tienen la llave de nuestra casa, es decir,  tenemos servicios en internet compartidos con pareja o amigos. En estos casos recomiendo que esto sea notificado a nuestros contactos, que ellos sepan que más de una persona usa esta red social o mail o que esto se intuya en el nombre del mail o de usuario.

Por último, y si no queremos vernos en el mismo caso que la chica del caso de Guipúzcoa del que hablábamos, debemos tomar conciencia de que cuando terminamos una amistad con alguien o una relación sentimental, al igual que pediremos que nos devuelvan la llave de casa, también debemos recordar cambiar las contraseñas de aquellos servicios de internet propios que estas personas conocían.

Etiquetas:

Leave a Comment