Por qué los españoles tropiezan con los idiomas

26 marzo, 2013 0 Comments Blog 549 Views
Por qué los españoles tropiezan con los idiomas

“Sorry, I don’t speak English” y “one beer, please” son quizás las frases que casi cualquier español sabe decir en inglés. Por hacer una valoración de los idiomas en el siglo XX, los más mayores que vivieron la Guerra Civil y/o la II Guerra Mundial todavía recuerdan alguna expresión en alemán o en italiano que solían pronunciar los soldados extranjeros cuando estaban de paso por la Península; los baby boomers estudiaron francés, e incluso latín y griego en el cole. Los nacidos en los 80 y en adelante estudiaron y estudian inglés desde muy pequeños. Sin embargo, a todos ellos se les atribuye un factor común en la actualidad: muy pocos se desenvuelven con soltura en otro idioma. Parece que hemos desarrollado cierto complejo en este aspecto. ¿Por qué estamos a la cola de Europa?

Uno de los grandes problemas es, sin duda, el contexto. En España, aunque cada vez menos, es difícil poner en práctica y en valor el inglés. Hasta hace poco, no había situaciones más allá de los chiringuitos de la costa mediterránea para hablar en inglés. Ahora, muchos centros educativos prometen la inmersión de sus alumnos en “enseñanza bilingüe”, muy cuestionada por cierto, dado que muchos de éstos dan las clases en español y no en el idioma extranjero que estudian. Además, los jóvenes tienen la oportunidad de ver series o películas en inglés (véase Harry Potter, Perdidos o the Big Bang Theory, simplemente por mencionar algunos), por lo que reciben influencia cultural anglosajona, e incluso viajan de intercambio un par de meses a otro país o van a pasar un fin de semana a Londres, etc. Aunque es cierto que la actual situación económica ha limitado bastante algunos de los ejemplos mencionados. Por esta razón, se me hace necesario plantear, al menos, una pregunta: ¿ha perjudicado el doblaje de series y películas al ciudadano español a la hora de aprender idiomas?

r-INGLS-large570

Fuente: www.huffingtonpost.es

Según el Estudio Europeo de Competencia Lingüística (EECL), los alumnos españoles dedican mucho más tiempo a hacer deberes de inglés que otros niños europeos y además amplían con clases de refuerzo. Este método no es nada eficiente, puesto que no estimula al alumno ni facilita que se propicien situaciones reales para practicarlo. En una sociedad cada día más globalizada, estamos perdiendo el tiempo y las horas de esfuerzo. Los jóvenes se  plantan con 15 ó 16 años en Bachillerato sin haber adquirido los conocimientos necesarios. Todo este proceso se convierte en un calvario con dos salidas: si dejan de estudiar, pierden el poco inglés adquirido, si continúan cursando estudios superiores deberán “ponerse las pilas” para ser competitivos el día de mañana en el mercado laboral. Así están las cosas.

Decimos a los jóvenes que necesitarán saber inglés en el futuro pero no les enseñamos ni damos argumentos para que comprendan por qué es necesario en su día a día. El problema no es sólo la dedicación sino el sentido práctico del idioma. Lo peor de todo es que no tenemos referentes en nuestro país en cuanto al dominio de idiomas no nativos y aquellos que nos representan (en política, en grandes empresas, etc.) dan la impresión de ser poco exigentes con los niveles mínimos. Lo grave es que los españoles nos identificamos con el que hace las cosas como nosotros. Nos incomoda mirar más allá, buscar otros referentes y abandonar nuestra zona de confort.

En Eduskopia, estamos de acuerdo con Sara de la Rica quien expone en su artículo “El deficiente inglés de los alumnos españoles”  el siguiente argumento: “Debemos reflexionar sobre las dinámicas de aprendizaje de la lengua inglesa en los centro educativos españoles, muy centrados en la enseñanza tradicional y posiblemente poco estimulante, lo que lleva a que los alumnos no muestren un interés especial por el aprendizaje de la lengua a pesar de su importancia”.

¡Busquemos alternativas cuanto antes! ¡Nuestro presente está en juego!

Gracias por leer.

Lisandro Caravaca

About author

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *