Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Noticias » Modernidad líquida: educar para transformar

Modernidad líquida: educar para transformar

Ayer pudimos asistir a la tercera conferencia del foro “Education. Educar para transformar”, organizado por la Universidad Europea de Madrid, con la intervención del célebre filósofo y sociólogo polaco Zygmunt Bauman, de 87 años.

Zygmunt Bauman

Fuente: www.uem.es

Bauman habló de la modernidad líquida, del estado permanente de cambio en el que vive la sociedad y de su impacto en la educación. Subrayó, además, la importancia de adoptar y definir una identidad flexible y versátil en un entorno tan mediatizado. “La información se ha convertido en un elemento de distracción en lugar de una herramienta para empoderar a la sociedad”.

En su ponencia “Educar en la modernidad líquida”, Bauman destacó tres retos principales dentro del contexto educativo:

1. El reto de armonizar la relación maestro – alumno

La relación del maestro con su alumno se ha deteriorado. Antiguamente, la única vía de acceso al conocimiento que tenía un alumno era a través de su maestro. El maestro no se limitaba únicamente a hablar o a leer de un libro sino que ayudaba a su discípulo a forjar su carácter y a desarrollar una actitud proactiva basada en el respeto y la confianza. Esa relación mágica ha desaparecido. Ahora el maestro tiene un competidor tremendo: los medios sociales. 

2. El reto de tratar con la ingente cantidad de información

Internet permite un acceso instantáneo a la información la cual se encuentra almacenada y constantemente disponible para nuestra consulta. “Ya no es necesario atreverse a reciclarla, reformularla o memorizarla”. Ahora bien, se presenta una difícil tarea como es la de distinguir qué información es apropiada de la que no lo es. “Una de las habilidades de los individuos de la sociedad actual debe ser la de protegerse uno mismo de tanta información. Hoy en día nos quedamos viendo los árboles pero no vemos el bosque, vemos información pero no podemos retenerla ni mucho menos procesarla”.

La sociedad de la información ofrece cascadas de contenido descontextualizado.

3. El reto de convivir con la tiranía del momento

Hemos perdido la posibilidad de pensar a largo plazo y, paradójicamente, la educación es una inversión a largo plazo. De ahí que sea tan difícil adecuar el sistema educativo a la modernidad de la sociedad. Es impensable hacer un “proyecto de vida” como se solía hacer antes. El mundo líquido lleva un ritmo tan vertiginoso que hay que vivir cada momento por separado: “la vida se compone de pequeños episodios y cada uno de los episodios no está necesariamente relacionado con el siguiente“. Uno de los objetivos de nuestras vidas debe ser ordenar y unir estos episodios.

Progress is a straight line which has been cut into small bits

En el ámbito de la educación, debe tenerse muy en cuenta el concepto de “aprendizaje permanente” o “Lifelong Learning” dado que la modernidad líquida y, por ende, la sociedad cambiante, exigen una renovación constante de la formación y del conocimiento. Así, la función de la universidad debe ser la de fomentar la emancipación de los estudiantes proporcionándoles habilidades y conocimiento así como establecer un nexo de unión con la sociedad adulta y, más especifícamente, con el mundo empresarial.

Agentes del cambio

Tras la ponencia de Bauman, se dio paso a un debate con alumnos de periodismo de la universidad y conducido por el politólogo y escritor Fernando Vallespín.

El propio Vallespín hizo reflexiones muy acertadas: “en la actual sociedad de la información, necesitamos mentes brillantes como la de Bauman que filtren el contenido y nos ayuden a ordenarlo“.

Los alumnos preguntaron al sociólogo por la situación actual de crisis social, política y económica. Bauman se dirigió directamente al abarrotado auditorio de jóvenes:  “sois la primera generación que no creéis que vuestro nivel de vida será mejor que el de vuestros padres, la primera generación desde la II Guerra Mundial que está a la defensiva y no a la ofensiva. No puede haber una revolución sin ese impulso, y para ello hay que creer en la posibilidad del cambio.

A escasos minutos de la conclusión de la jornada, una integrante del público preguntó a Bauman acerca de las “ciudades líquidas”. Bauman nos dejó dos interesantes conceptos para el recuerdo: “mixofobia” o miedo al intercambio social y “mixofilia”, propensión o deseo de mezclarse con las diferencias o con los que son distintos a nosotros en busca de nuevas sensaciones y experiencias.

Foro Education: Educar para transformar

Las dos jornadas precedentes estuvieron protagonizadas por Pablo Zoido, analista de la OCDE, quien ofreció la conferencia “PISA: Resultados y oportunidades para mejorar la educación en España desde una perspectiva internacional”, y la segunda jornada del foro acogió al exconsejero de la Junta Nacional de Educación de Finlandia, Reijo Laukkanen, quien impartió la conferencia “Otros Modelos Educativos. La Experiencia de Finlandia”.

Etiquetas:
Avatar de Lisandro Caravaca

About Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Leave a Comment