Libertad en las aulas: Escuela Summerhill

15 octubre, 2013 0 Comments Educación , Noticias 3229 Views
Libertad en las aulas: Escuela Summerhill

En artículos anteriores hemos hablado de diversos métodos de innovación y renovación educativa como son el Método Kumon y el Método Waldorf. En esta nueva entrega hablaremos del Método Summerhill, un innovador sistema basado en la educación anti-autoritaria y en la pedagogía libertaria cuya máxima es la felicidad.

Imagino que te estarás preguntando quién es el autor de esta corriente pedagógica basada en unos principios tan interesantes, te lo contamos:

Su historia

neiilAlexander Sutherland Neill, hijo de un maestro de escuela, nació y creció en la localidad escocesa de Fofart en un ambiente familiar conservador con una educación religiosa, estricta y puritana.

El ambiente familiar en el que se crió, su descontento con la pedagogía propia de la escuela convencional y la influencia de psicoanalistas de su época como Homer Lane y Wilhelm Reich fueron condicionantes más que suficientes para que, en 1921 Neill creara la escuela Summerhill en la aldea de Leiston, en Suffolk (Inglaterra), escuela de gran repercusión en España que, a pesar de los múltiples intentos de cierre, sigue funcionando.

Tras conocer su historia, hemos investigado un poco más para descubrir qué  hace de esta escuela un lugar único.

Principios educativos de Summerhill

– El amor y el respeto eran las bases de la convivencia.

– La autorregulación a través del autogobierno, concepto que recoge de W.Reich y Homer Lane, basado en que es el propio niño quien debe determinarse así mismo como individuo. Un niño autorregulado es aquél al que se le deja en total libertad.

– La libertad. Según Neill, todos deben ser libres, entendiendo la libertad como una construcción colectiva.

La libertad no acaba cuando comienza la del otro, como defendían los iluministas, sino que la libertad precisa que todos sean libres para existir. A.S Neill, fundó la escuela con el convencimiento de que “un niño debe vivir su propia vida, no una vida que sus padres quieren que viva, no una vida decidida por un educador que supone saber lo que es mejor para el niño“.

– La felicidad. La felicidad es la máxima de esta escuela. Para Neill, la finalidad de la existencia del ser humano es encontrar la felicidad. La educación ha de ser para la vida, y por lo tanto, hay que educar a los niños para que sean felices, lo cual significa liberarles de sus miedos y temores, miedos y temores promovidos por la escuela tradicional.

Estos principios son los que hacen de Summerhill una comunidad antes que una escuela. El auténtico aprendizaje se da en la convivencia de chicos y chicas, el autogobierno y el ejercicio de la responsabilidad. Gracias a una interacción respetuosa con los demás, los chicos aprenden a vivir en sociedad. Estos principios no son lo único que llama la atención de la escuela Summerhill.

Características

– La asistencia no obligatoria a las clases. Son los propios alumnos quienes deciden su asistencia a clase, siempre y cuando estén localizados. Ellos mismos son los responsables de elegir su futuro, y no sus padres.

Libertad para elegir sus propias asignaturas. Son los alumnos quienes eligen las asignaturas que más desean cursar y el horario que más se adapta a sus necesidades, elaborando ellos su propio plan de estudios, que es revisado previamente por un tutor.

– El juego y la libertad de expresión como forma para liberar sus miedos y temores. Neill defendía la idea de dejar a los alumnos libertad para expresar sus instintos agresivos y destructivos, facilitando la liberación emocional, una aplicación personal de la psicoterapia freudiana basada en la liberación de todos los impulsos y emociones reprimidas por los niños.

– La asamblea como órgano de gestión. Se trata un órgano de gobierno basado en la horizontalidad del poder, donde tanto alumnos como profesores son iguales y sus votos poseen el mismo valor. Dicha asamblea tiene las funciones de dictar leyes, escribir actas de las reuniones y resolver conflictos en total igualdad.

La asamblea se reúne dos veces por semana y como afirma Neill “posee un valor educativo superior a una semana de currículo escolar

Como puedes observar, ninguna de las ideas de Neill es meramente teórica, todas nacen de la experiencia y se traducen en realidades tangibles en la vida de su escuela. Son ideas vivas y dinámicas que apoyan la idea de aprender haciendo. El propio Neill decía que “actuar es parte esencial de la educación y un buen método para adquirir confianza en uno mismo

Y tú qué opinas, ¿crees que este tipo de escuela tiene cabida en nuestra sociedad? ¿Estás de acuerdo con la gran libertad que se les concede a los alumnos?

About author

Isabel Sigüenza Andrés

Actual estudiante del grado de Educación Primaria de la Universidad de Valladolid. A pesar de su corta edad ha tenido la posibilidad de observar y participar en los sistemas educativos español y portugués. Convencida de la importancia de la Educación como pilar principal de la sociedad y herramienta de cambio y evolución. En continua formación. Ilusionada por la docencia.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *