La tecnología ha cambiado nuestras vidas, pero no a coste cero

20 marzo, 2017 0 Comments Educación , Noticias , Tecnología 115 Views
La tecnología ha cambiado nuestras vidas, pero no a coste cero

Ya vamos por la tercera entrega de artículos sobre la multitarea… y hoy queremos hacer una reflexión breve y concreta sobre el impacto de la tecnología en nuestro cerebro, en la salud y, por tanto, en nuestra vida.

Cada vez recibimos más correos electrónicos u otros mensajes a los que “nos sentimos obligados” a responder rápidamente, por lo que nos condenamos a dar respuestas instantáneas. ¿A quién no le ha pasado? Las respuestas cotidianas, la aceleración progresiva de nuestras comunicaciones, es cierto que incrementan el potencial de comunicación y competitividad de las empresas, pero también dificultan la toma de decisiones reflexivas.

Aunque la neurociencia defienda la parte positiva de que el cerebro puede generar mayor actividad neuronal, tanto en crecimiento de células como de conexiones nerviosas (plasticidad cerebral), el lado oscuro de esa voracidad es el precio que pagamos, como ya hemos dicho, con el estrés y otros trastornos psíquicos y físicos. El rendimiento intelectual y profesional, lejos de verse favorecido, va a resultar perjudicado.

Esto conlleva una conclusión clara, entre otras, y es que nuestra mente está reduciendo el tiempo que somos capaces de prestar atención a algo. Extrapolado a otros ámbitos de nuestra vida, este proceso no ayuda a acometer procesos de reflexión profunda ante situaciones complejas de la vida o simplemente para la toma de decisiones de cosas más o menos importantes de la vida diaria.

Otra consecuencia de las tecnologías de la información es que si bien los ciudadanos ganamos en oferta de contenidos, a cambio padecemos la saturación que produce tanta información, imposible de asimilar, infoxicación. En lugar de pensar y sentir, nos dedicamos nosotros y nuestros cerebros a procesar, filtrar, elegir y almacenar información, que en su inmensa mayoría es superficial.

¿Qué estamos permitiendo que Internet haga con nuestras vidas?

  • Si no estás en internet, no existes.
  • ¿Para qué necesitamos la memoria si tenemos Google y agenda sincronizada en nuestros dispositivos?
  • ¿Para qué pensar cómo puedo ir a un sitio de mi ciudad que sé por dónde está, si puedo tirar de GPS?
  • ¿Para qué leer un texto largo o un libro, si ya han inventado aplicaciones para que te enteres del contenido con una reducción de texto? Por lo visto, ofrecen poder leer la Biblia en 13 horas exactas.
  • ¿Nos suena de algo eso que llamábamos “privacidad” o la exposición permanente de nuestras vidas ya nos ha corrompido la memoria?
  • Cada vez somos más hábiles en el manejo de Internet y en el de ojear la información sólo de manera superficial, con lo que estamos perdiendo la capacidad de leer en profundidad, concentrarnos y meditar.

Suena como una rareza, pero prueba a leerlo en alto…

“Disfrutar de la música, del silencio, del reposo, del no hacer nada, de la contemplación, ese placer enorme de sentir que han pasado horas sin que te hayas dado cuenta haciendo algo que te gusta…”

Esperamos que estas anotaciones te hayan hecho reflexionar. Seguiremos comunicando…

About author

María Eugenia Bayo Pérez

María Eugenia es directora de Educación y Coaching en Twitter: @MEugeniaBayo. Especialista Universitario en Coaching Personal y Educativo. Título por la Universidad de Valladolid (Curso de Posgrado). Practitioner en PNL. Best, escuela de coaching con Universidad de Valladolid. Coach asociada nº 10865 de ASESCO (Asociación Española de Coaching). Diplomada en Gestión Cultural por la Fundación Universidad-Empresa de Valladolid, dentro del Programa “Rinascimento” de la Dirección General XXII de la Unión Europea (Programa Leonardo). Licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *