Ken Robinson: Cómo escapar del Valle de la Muerte de la educación

21 julio, 2013 0 Comments Educación , Noticias 3081 Views
Ken Robinson: Cómo escapar del Valle de la Muerte de la educación

Ken Robinson, británico de Liverpool, está reconocido como uno de los líderes más influyentes del mundo en materia de educación. Su conferencia “las escuelas matan la creatividad” es la conferencia TED más vista del mundo. Robinson es considerado un experto en asuntos relacionados con la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos. Fue nombrado Sir por la reina de Inglaterra, Isabel II en 2003.

En este artículo hacemos una especie de resumen-transcripción de una de sus últimas apariciones en la que argumenta de forma amena y firme sobre los tres principios de la cultura educativa en sociedad.

Cómo escapar del Valle de la Muerte de la educación

En algunas partes de Estados Unidos hay un 60% de abandono escolar en el instituto. Revertir este proceso costaría una fortuna a pesar de que el hecho de reducir esta cifra a la mitad aportaría mayor desarrollo y prosperidad económica al país. Sin embargo, cuando hablamos de abandono escolar nos olvidamos de los escolarizados que fracasan, de los que no aprenden y de los que no disfrutan. Por consiguiente, se demuestra la ineficacia de la Ley de Educación “No Child Left Behind” (“Que ningún niño se quede atrás”) de ahora en adelante NCLB, que se implantó en Estados Unidos a principios de siglo.

La educación de Estados Unidos no tiene un problema de inversión ni de infraestructuras (pocos alumnos por aula) y se desarrollan multitud de iniciativas a lo largo del año. No obstante, es probable que los esfuerzos vayan en la dirección equivocada.

Hay 3 principios sobre los cuáles prospera la vida humana y que se contradicen con la cultura educativa:

1. Los seres humanos son naturalmente diferentes y diversos. Cualquiera que tenga hijos o conozca a dos hermanos sabrá que éstos son diferentes entre sí. La ley NCLB no está basada en la diversidad sino en la conformidad. La ley NCLB reduce el foco de las llamadas “disciplinas STEM” (es el acrónimo en inglés de sciencetechnologyengineering y mathematics que sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Los programas educativos necesitan asignaturas como el arte, las humanidades y la educación física que permitan a los alumnos aflorar sus talentos más ocultos.

2. La curiosidad. No hay educación sin aprendizaje ni aprendizaje sin educación. La curiosidad es el motor del éxito. Uno de los efectos de la cultura actual ha sido desprofesionalizar a los docentes. Los docentes son el alma del éxito en las escuelas. Pero enseñar es una actividad creativa y no un mero sistema de transmisión. La función del docente debe ser la de facilitar el aprendizaje. Otro de los efectos del sistema educativo actual es que no se centra ni en enseñar ni en aprender sino en evaluar. Si bien los exámenes son importantes, en ningún caso deberían ser el fin ni el eje del proceso educativo.

En definitiva, en lugar de curiosidad, lo que tenemos es la cultura del cumplimiento: se incentiva a los niños y maestros a seguir algoritmos de rutina en lugar de estimular el poder de la imaginación y de la curiosidad.

3. La creatividad. Todos creamos nuestra vida a base de imaginar alternativas y posibilidades. Nuestra vida forma parte de un proceso dinámico y moldeable. Una de las funciones de la educación es despertar y desarrollar estos poderes de creatividad. En Finlandia, por ejemplo, apenas tienen tasa de abandono porque individualizan la enseñanza y el aprendizaje. Además, detectan rápidamente quien está teniendo problemas con los estudios y se apresuran en ayudarle.

Recuperar el prestigio docente

Es fundamental recuperar y otorgar el reconocimiento que se merecen las escuelas y los docentes. Para eso va a ser necesario que los legisladores dejen de pensar en la educación como un proceso mecánico y de corte industrial para permitir que fluya y aflore el componente humano.

En California hay un lugar árido y seco llamado “el Valle de la Muerte” donde no crece nada porque nunca llueve. Sin embargo, en el invierno de 2004 llovió mucho y durante la primavera de 2005, el suelo se cubrió de flores demostrando así que el Valle no estaba muerto. Esa superficie orgánica estaba esperando su oportunidad. Creemos juntos nuevas oportunidades…

About author

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *