Educación Positiva: La clave de la felicidad

6 agosto, 2013 0 Comments Educación , Noticias 750 Views
Educación Positiva: La clave de la felicidad

Como ya vimos en otra ocasión en el post “Educación positiva: El remedio del Siglo XXI”, la educación positiva enseña a inculcar en los niños el optimismo, basándose en que éstos crezcan sintiéndose queridos y felices, consiguiendo así que las cosas nos vayan mejor en la vida.

Los objetivos principales de esta nueva rama de la psicología positiva aplicados en la educación son que los niños y jóvenes sean capaces de desarrollar sus propios aspectos positivos, las fortalezas personales (a las que hicimos referencia en el post anterior) y fomentar al máximo su bienestar presente y futuro.

Ya en la L.O.E se tuvo en cuenta la urgente necesidad de desarrollar las habilidades y capacidades de los alumnos, no sólo las cognitivas, sino también las emocionales, el desarrollo del optimismo, la autonomía e iniciativa personal, aprender a aprender, aprender a ser, etc.

Sí, lo tuvieron presente en la teoría, porque en la práctica, el cambio no se ha producido. El desarrollo de las aulas sigue igual, fomentando los contenidos conceptuales, sin tener en cuenta los procedimentales y actitudinales, con el fin de formar trabajadores para puestos de trabajo en el que les prometen que encontrarán la felicidad, y tristemente, la realidad es otra.

¿Qué nos pasa? ¿Somos incapaces de que nuestros niños y jóvenes sean felices en la escuela?

Pues sí, parece ser que eso es lo que nos pasa. A menudo encontramos niños que no quieren ir a la escuela ya que ésta se ha convertido en una rutina obligada, en una pesadilla para muchos, que lejos de intentar alcanzar la felicidad se alejan de ella. Ante este problema de la sociedad actual, están empezando a aparecer numerosos programas educativos basados en la psicología positiva como son “Aulas Felices”.

Aulas Felices, es un programa pionero basado en la psicología positiva cuyo objetivo fundamental es potenciar aprendizajes y felicidad en los alumnos, promoviendo su desarrollo personal y social a través del bienestar de esos alumnos, sus profesores y sus familias.

Así, no nos debemos olvidar de que el optimismo y la felicidad no sólo se han de impulsar en las aulas, sino también en casa. Tanto los padres como la escuela deben fomentar los momentos felices dentro de la rutina familiar. Que los hijos se sientan queridos, y demostrárselo siempre que se pueda. Se les debe apoyar siempre en los continuos aprendizajes, elogiar los pequeños avances y motivarles a alcanzarlos, generando así un sentimiento de autoeficacia y autonomía y expectativas de éxito.

Si ya tenemos la clave para alcanzar la felicidad, ¿a qué estamos esperando?

Imagen: www.catedu.es

About author

Isabel Sigüenza Andrés

Actual estudiante del grado de Educación Primaria de la Universidad de Valladolid. A pesar de su corta edad ha tenido la posibilidad de observar y participar en los sistemas educativos español y portugués. Convencida de la importancia de la Educación como pilar principal de la sociedad y herramienta de cambio y evolución. En continua formación. Ilusionada por la docencia.

Related articles

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Reply

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *