Noticias

Amanat y la lucha por la dignidad humana

India, un país con más de 1200 millones de habitantes y con un potencial de crecimiento económico bestial, arrastra un lastre gravísimo: la desigualdad social -ya no sólo en términos económicos donde el índice de pobreza ronda el 30% de la población- sino entre hombres y mujeres.

El pasado 16 de diciembre, Amanat –pseudónimo elegido por los medios de comunicación- una estudiante de fisioterapia de 23 años, fue víctima de una brutal violación colectiva (mejor no dar detalles) en un autobús de Nueva Delhi. La estudiante falleció dos semanas después.

foto amanat
Fuente: www.periodismohumano.com

El pasado mes de diciembre, se inició un movimiento de denuncia social contra la violencia hacia a las mujeres. La muerte de Amanat fue la gota que colmó el vaso. La indignación por la violación ha incendiado India. Los activistas y manifestantes recriminan la postura de la policía y del sistema judicial indio y responsabilizan a los “cuerpos de seguridad del Estado” de no hacer constar todas las denuncias ni de investigar los hechos. Este trágico suceso ha provocado un cambio en la sociedad del país asiático manifestado en sucesivas manifestaciones y denuncias gracias a las cuáles el gobierno indio se está planteando modificar algunas leyes para intentar cambiar los hechos.

“Cada veinte minutos se denuncia una violación en la India”

Lo que es cierto es que primero debe haber una concienciación social para intentar adaptar las tradiciones, la diversidad de religiones y la mentalidad a la libertad propia del siglo XXI. Esto sólo puede lograrse a través de la educación y de campañas de sensibilización. Según el medio ABC, el caso de Amanat abre un debate inédito acerca del papel de la mujer entre la clase media, a la que pertenecía la joven. «La defensa de la mujer estaba limitada a académicos, sociólogos y activistas. Por primera vez la sociedad india habla sobre ello», afirma Ranjana Kumari, directora del Centro de Investigación Social de Nueva Delhi.

«La solución comienza en las casas, en la educación que reciben los niños».

¿Qué opináis al respecto?

 

También te puede interesar:

Malala, estandarte de la educación

 

Fuentes consultadas: Libertad Digital, Siempre México, El País, Público.

Tags

Lisandro Caravaca

Lisandro estudió Traducción e Interpretación y posteriormente un Máster de Técnico en Community Management y Redes Sociales. Su fuerte vinculación con la formación y la enseñanza desde muy pequeño le han llevado, a sus 23 años, a crear Eduskopia. Su aspiración es trabajar por conseguir un mayor conocimiento y concienciación por parte de la sociedad en cuanto al buen uso de la tecnología. Lisandro es el fundador y Director General de Eduskopia. Además, se encarga de la elaboración y la gestión del contenido y de las publicaciones tanto en la plataforma web como en los perfiles en redes sociales externas.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Close